Amigas y algo mas

Time4VPS - VPS hosting in Europe
0 0 votos
Article Rating

Palabras Claves: reflexión, amistad, envejecer

Una joven esposa estaba sentada en un sofá, bebiendo té helado y charlando con su madre. Mientras hablaban sobre la vida, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones de la adultez, la madre hizo tintinear los cubitos en el vaso y miró a su hija seriamente.

—Hija, pero nunca te olvides de tus amigas —le advirtió—, ¡ellas se volverán importantes a medida que madures! No importa cuánto quieras a tu marido y a tus hijos, siempre necesitarás a tus amigas. Recuerda salir y hacer cosas con ellas. Y me refiero no solamente tus amigas, sino también tus hermanas, tus hijas y otros parientes: son la familia que te permites elegir. Necesitarás otras mujeres, siempre las necesitarás.

«Qué extraño consejo —pensó la joven—, acabo de casarme y de entrar en el mundo adulto, no soy una niñita que necesita amigas. Seguramente mi marido y mi futura familia serán suficientes para darle sentido a mi vida».
Sin embargo, escuchó a su madre, se mantuvo en contacto con ellas e hizo cada vez más amigas. Poco a poco se fue dando cuenta que su madre tenía razón. A medida que el tiempo y la edad producen sus cambios y misterios en la mujer, las amigas son indispensables en la vida. Cuidan a tus hijos y guardan tus secretos; te dan consejo cuando lo pides, que a veces sigues y a veces no; te sacan de apuros; te ayudan a dejar las malas relaciones; harán una fiesta para tus hijos cuando se casen o tengan un bebé; manejan bajo la lluvia, o en la madrugada para ir a ayudarte…

En efecto, las amigas te escuchan cuando pierdes el trabajo o cuando riñes con un amigo; te oyen cuando tus hijos se pelean contigo o te defraudan; te escuchan cuando tus padres fallan. Por lo general, lloran contigo cuando muere alguien que amas. Pero además, te consuelan cuando los hombres empacan y se van. En otras palabras, se alegran con tu felicidad y están listas a colaborar contigo cuando aparecen ciertos momentos de desdicha.

A medida que la vida pasa y los niños crecen, también el amor se evapora, los corazones se rompen, las carreras profesionales terminan, los trabajos vienen y van, los padres mueren, los colegas olvidan los favores, los hombres no llaman cuando prometen… Y no obstante, las amigas y los amigos están ahí: porque no importa el tiempo ni la distancia, una amiga o un amigo nunca está tan lejos que no los podamos encontrar…

LoadingGuardar contenido
Subscribete
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios